« FINANCIACIÓN EXTERNA DE LA EMPRESA »:
Las empresas necesitan mas recursos de los que proporciona la financiación propia, por ello, han de recurrir a la financiación ajena.

● LOS RECURSOS FINANCIEROS A LARGO PLAZO: son aquellos de los cuales la empresa dispone durante un periodo superior a la duración de un ejercicio económico y que, ha de devolver con los intereses correspondientes. Dentro de los recursos ajenos a largo plazo están:

-Prestamos a largo plazo: las empresas piden préstamos a las instituciones de crédito (bancos,cajas..) para poder financiarse. Una vez aprobado el préstamo la empresa puede disponer del dinero de forma inmediata. Este dinero se debe devolver con los intereses correspondientes según las condiciones establecidas.

-Empréstitos: son los títulos de crédito (obligaciones, bonos, pagares...) que emiten las empresas y que son comprados por particulares y otras empresas a cambio de un interés. Cuando la empresa necesita una gran cantidad de dinero y las condiciones de los prestamos no son económicamente aceptables, piden prestamos a particulares emitiendo obligaciones y bonos. Esos títulos son adquiridos por un gran numero de ahorradores particulares y empresas. Pasado un tiempo, la empresa devolverá el dinero mas los intereses según las condiciones pactadas. Solo las grandes empresas pueden acudir a este tipo de financiación.

● EL LEASING O ARRENDAMIENTO FINANCIERO: es un sistema de financiación mediante el cual la empresa incorpora algún elemento de activo fijo a cambio de una cuota de arrendamiento. En este proceso intervienen tres agentes económicos : la empresa-cliente, que necesita un determinado bien ; la empresa que fabrica o posee el bien, y la empresa leasing. La empresa leasing es una institución financiera que financia la adquisición del bien y lo entrega a la empresa-cliente a cambio de un alquiler. La duración de la operación de leasing coincide con la vida económica del elemento patrimonial. El importe de las cuotas de leasing incorpora la amortización del bien, los intereses del capital productivo, los gastos administrativos y una prima de riesgo por si falla la empresa de leasing, o comprarlo según el precio fijado en el contrato.
El principal inconveniente es el elevado coste que supone. Sin embargo, son muchas las empresas que incorporan elementos de activo así, porque así no se han de preocupar de buscar recursos financieros y pueden obtener ventajas fiscales, ya que parte de las cuotas de leasing representan un gasto para la empresa y el resultado económico sera mas bajo, lo cual se traduce en que pagara menos impuestos.

● EL RENTING: es una modalidad que consiste en el alquiler, de bienes muebles o inmuebles a medio y largo plazo. En el contrato de renting, el arrendamiento se compromete al pago de una renta fija mensual durante un plazo determinado, y la empresa de renting se compromete a prestar una serie de servicios:
-Facilitar el uso del bien durante el plazo contractual
-Proceder al mantenimiento del bien.
-Contratar un seguro a todo riesgo.
La renta del alquiler por este método es un gasto fiscal mente deducible al 100% y no existe duración mínima de arrendamiento. Al termino del contratado, la empresa de renting ofrece al arrendatario la opción de sustituir los equipos o renovar el contrato por un nuevo periodo a determinar.A diferencia del leasing, no hay posibilidad de compra para el arrendatario al final del contrato.

● LOS RECURSOS AJENOS A CORTO PLAZO: permiten a la empresa financiar parte de su ciclo de explotación. Las fuentes de financiación a corto plazo mas utilizadas por las empresas son:

-Prestamos a corto plazo: la empresa pide dinero a una entidad financiera para cubrir sus necesidades a corto plazo. Pasado un tiempo (menos de 12 meses), la empresa deberá devolver el dinero y, ademas, los intereses pactados.

-Créditos bancarios a corto plazo: existen dos modalidades:
-El descubierto en cuenta(números rojos): es una fuente de financiación poco habitual que consiste en la utilización de un importe superior al saldo disponible de una cuenta corriente. La ventaja de esta modalidad financiera es que la disposición del dinero se consigue de forma inmediata, sin tener que prestar garantías, aunque los intereses son mas altos que en otros métodos.
-La cuenta de crédito: cuando la empresa quiere disponer de medios financieros para prever posibles necesidades pero no sabe que cantidad precisará, puede pedir una cuenta de crédito; esta modalidad en que la empresa firma un contrato con una entidad financiera y esto pone a su disposición una cuenta corriente con un limite de dinero. La empresa puede disponer del dinero de esta cuenta mediante la emisión de talones y, después, pagara intereses por la cantidad de la que haya dispuesto y una comisión por la cantidad de la que no haya dispuesto.

● CRÉDITO COMERCIAL: es la financiación automática que consigue la empresa cuando deja a reved las compras que realiza a los proveedores. La empresa puede trabajar con los diferentes materiales y suministros adquiridos, lo que implica una financiación para la empresa durante el tiempo que tarde en pagar las facturas.

●EL DESCUENTO DE EFECTOS: antes de su vencimiento, las deudas de clientes documentadas en letras pueden cederse a una entidad financiera, que anticipara su importe en cuenta una vez deducidas ciertas cantidades en concepto de comisiones e intereses. Al interés que el banco cobra por anticipar ese importe antes de su vencimiento se le llama descuento. No obstante, si la letra resuelta impagada, el banco cargara el mencionado importe, ademas de los gastos de devolución, en la cuenta de la empresa, pues esta responde en todo momento ante el banco de la solvencia de sus clientes.

● EL FACTORING : es otra forma de financiación empresarial que consiste en la venta de todos los derechos de crédito sobre los clientes (facturas, letras..) a una empresa denominada factor, la cual proporciona a la empresa una liquidez inmediata y le evita el problema de impagados y morosos, ya que, a diferencia de la modalidad de descuento, la empresa no responde al impago de sus clientes. El inconveniente de esta modalidad es el elevado coste de interés y comisión que implica.

● FONDOS ESPONTÁNEOS DE FINANCIACIÓN: son aquellas fuentes que no requieren una negociación previa. Por ejemplo, las cantidades que la empresa debe a la Hacienda publica o a la seguridad social, o los salarios de los trabajadores que cobran al final de cada mes.